Clocks

Aquí estoy.

Viviendo conmigo y tildando las G.

Desprendiéndome del cuerpo como si ya no fuese mío,

Al menos en su totalidad.

Pasando calor y dándome el sol como siempre ha hecho,

Pero como nunca.

Buscando todas las X a despejar que tanto me enmarañas.

Pero, si tengo que andar buscando X, ¿cómo sé que están enredadas?¿Dónde están las X que me pertenecen?

Me parece que aunque sean mías, no las tengo yo.

Pues vaya gracia vivir así,

Pasando el tiempo y que nunca deje de pasar.

Por que nunca deje de pasar.

Va a resultar que al final todos los caminos llegaban a donde tú quisieras ir.

Anuncios

Desvelo

Fragmento del artículo ‘Insomnio: desvelo’ de Leila Guerrero

“No estoy triste. Es sólo que quisiera, a veces, acallar ese ruido continuo dentro de mi cabeza de dragón. Ese murmullo que no cesa. Quizás les pasa: un tironeo, una tensión que viene desde todas partes: el pasado, el futuro. Las preguntas por lo que vendrá. Porque ¿qué vendrá? ¿Estará allí siempre todo lo que está allí ahora? ¿Qué, de todo esto, será pantano, recuerdo, gajo desvaído de lo que alguna vez fue? Todos los desvelos vienen de no saber y de querer saberlo todo.

Recuerdo ese poema de Louise Glück:

“En una época

sólo la certeza me daba

alegría. Imagínense…

la certeza, una cosa muerta”.

Esa cosa muerta, malditamente necesaria”.

4 Mayo 2016