La M después del huracán

Me van a presentar a mí misma

Nunca en mi vida llegué a pensar que esta misma (la vida) pudiese presentárseme tal que así, tan dura, tan frágil, tan entre los dedos. Cada vez que pienso que quedan unos poquitos escalones para volver a ser yo, me bajan hasta el fondo de nuevo.

Cuando después de toda esta travesía a la que aún le queda mucho tiempo por terminar, cuando por fin llegue a la superficie de mi verdadero ser, voy a enfrentarme a cosas mucho más duras que cualquier día a día. Voy a tener que presentarme a la nueva yo, y voy a tener que convivir con ella lo quiera o no lo quiera, porque no la conozco, no sé cómo va a ser. Ahora mismo no logro percibir ni un atisbo de la persona en la que me voy a convertir cuando este proceso acabe.

El proceso sí que lo noto. Me parece increíble que llegue a sentir cosas como un cambio, pero lo hago; supongo que esto también deriva del hecho de ser humana. Parece que todo lo vivido A.H. (antes del huracán) no hubiese existido ni hubiese importado. Este huracán ha sido tan fuerte que lo ha barrido todo: nunca antes sufrí más, nunca antes viví menos. Es increíble e impactante a la vez, pero aun en el momento en que estoy escribiendo esto noto ese cambio, ahora mismo está en mi espalda, luego recorrerá la tripa y volverá a la espalda, porque se ha alquilado la parte izquierda. Y ahí está: mi cambio no es una metáfora, es tan tangible como que me tengo que lavar el pelo en media hora.

Ⓜ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s