La M antes del huracán

Tú eres tu propio hogar

Ser feliz ocurre.
Y ocurre, citando a Bucay, siempre que no caigamos en la estúpida idea de creer que ser feliz es estar riéndose todo el día.

Hay que aprender a conocernos a nosotros mismos, que es un proceso que lleva tiempo, sí, pero no hay tiempo mejor invertido que en el lugar donde vas a encontrar tus respuestas y al que vas a volver siempre.

A mí me hace feliz el olor a aloe vera del lavavajillas, o el momento en que llegas a casa, expiras y te conviertes en la versión real, ni mejor ni peor, de ti mismo.

Hay que saber lo que supone nuestra felicidad, que no es tan fácil como bajar la basura. Y así canalizaremos todas las sonrisas desperdigadas por el mundo: las de la gente que no las siente y las que se notan que son de verdad.

Tú eres tu propio hogar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s