La M antes del huracán

Que nadie me pregunte por qué estoy tan loca por esta ciudad. La respuesta es simple: porque me hace mucho bien.

23/06/2013

1. A las que han sido las vistas más bonitas que una pueda desear, por hacerme saber que el camión de Alcalá-limpia pasará siempre 3 veces por la noche.

2. Al viento…, por haber traído soplos nuevos cuando ha sido necesario encontrarme cuando me había perdido a mí misma, y eso os aseguro que ha sido más de una vez.

3. A MI balcón…, compañero de noches de incendio y de insomnio, testigo de conversaciones en las que no hacía falta hablar y confidente cuando ha hecho falta pensarse las cosas más de una vez cuando esta cabeza loca (una servidora) la ha perdido (la cabeza, digo).

4. Al pack: semáforo que se pone en verde a los 26 segundos del otro + señor que saca a pasear a su perro a la 1:07 de la mañana desde la calle que me da miedo + el gato que cruzaba todas las noches de invierno la iglesia, por hacer que las esperas valgan la pena y por domesticarme, en su cierta medida.

5. A los buenos días, a veces incompletos y sin razón, y a las noches de incendio, que siempre SIEMPRE se han ido demasiado rápido, por hacer que el tiempo aquí no pase despacio.

6. A todos los recuerdos que me llevo de cada simple cosa, (incluso de la taza del café con 3 de sacarina), en los que el cumpleaños feliz mi 14 de Febrero en el balcón amenizado con azúcar en las cabezas de S, P y J se lleva el número 1 en este top #104.

7. A esta ciudad, por enamorarme y hacer que me enamore, que no es lo mismo, por demostrarme que los sueños se hacen realidad, que las mariposas blancas en el andén del tren sí que traen suerte y por hacer que realmente sepas que es un lugar al que perteneces y donde,por seguro, volverás. Por no defraudar nunca.

8. A S, J, J, S, M, N, P, M, I, C, J, M, S, L, A, A, S, M, R, S, R, N, R, S, P, I, A, N, L y S por ser familia y apoyo, por hacer que todos merezcan la pena: los días buenos y los buenos días, por hacer la misma función que los corchos y los salvavidas en una tempestad, por abrir ventanitas en mi corazón que ni siquiera sabía que existían, por hacer que el verbo Echar de menos cobre todo su significado, por hacer que cada reencuentro sea un momento único al que llamar hogar, por llenar con creces el cupo de felicidad en 10 meses y por ser lo más grande que ha podido parir cada rinconcito de este mundo. Ahora siempre tendremos una casa en cada país… y eso no lo puede decir cualquiera.

9. Por último, me gustaría agradecer a todos y cada uno de los cajeros del supermercado Día que tantas vidas han salvado en este curso, sobre todo y en especial a la señora marimandona rubia, que tras meses y meses de malas caras, ha aprendido que nunca NUNCA voy a llevar suelto y que por fin POR FIN, se ha echo amiguita mía.

Y ya sabéis.. si me echáis de menos, ‘Me oiréis reír como no me habíais oído nunca, porque reiré desde cada una de esas estrellas pero vosotros no sabréis desde cuál, para vosotros será como si rieran todas las estrellas, como si colgara una campana de cada una de las estrellas del cielo’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s